Salud Perruna

Thursday, October 05, 2006

Salud Canina a todas edades


Bases de la salud canina

Hace no muchos años, un perro tenía unas expectativas de vida que no superaban los 10-12 años; actualmente podemos encontrar en nuestros hogares encantadores y saludables ancianos que alcanzan una media de entre 15 y 17 años de edad.

¿Cómo hemos conseguido esto?.

Principalmente cumpliendo las siguientes y fundamentales bases de una buena salud:


1. Higiene:
Dentro de este marco no sólo se incluye la evidente higiene exterior de la piel, el pelo, los ojos, las orejas, los dientes...; en este apartado de higiene, una correcta educación conseguirá que nuestra mascota sea un ser integrado socialmente y por ello evite desgraciados accidentes, a sí mismo y al resto de los individuos.

Dentro de la higiene, el juego y el ejercicio tienen un importante papel; nuestro animal necesita respirar aire puro, fortalecer sus articulaciones e interaccionar con todos los agentes externos (tanto saludables como patógenos) que el medio ambiente le propone. Uno de los mayores problemas que padece un animal en nuestra sociedad es el sedentarismo, algo que, por cierto, también afecta al propietario y que pueden evitar en feliz armonía mediante juegos y paseos en el exterior.

2. Alimentación:
no nos cansaremos de remarcar la importancia de este punto como fuente de salud. Si la pauta responsable de aportar energía y nutrientes a nuestro amigo no es correcta, no podemos esperar que su vida sea sencilla y sana; lo más probable es que la inadecuada nutrición favorezca a corto, medio o largo plazo la aparición de patologías. Disponemos de la más variada gama de alimentos, en todas las presentaciones y de todas las marcas. Sólo debemos asesorarnos y seguir "a rajatabla" las recomendaciones del profesional. Con este sencillo proceder podéis estar seguros de que vuestro animal vivirá muchos años y con una estupenda calidad de vida.

3. Prevención:
Todos tenemos grabada en nuestro cerebro una popular frase: "Más vale prevenir que curar". Grabada, está grabada, pero qué poco la utilizamos.

Un correcto calendario de vacunaciones y desparasitaciones evitará un gran número de patologías que afectan en muchos casos no sólo al animal, sino también al resto de la familia. Pero la prevención no es solamente vacunar y desparasitar; debemos tener presente la existencia de una gran variedad de programas preventivos que, coordinados por el profesional , conseguirán mejorar aún más el estado sanitario de nuestra mascota.

Por M.V. Carlos Rodríguez.

La salud dental del perroni o perrito
El hecho de que los perros no se cepillen los dientes como los humanos no significa que no tengamos que cuidar de su higiene dental.

De hecho, a partir de los seis años, es frecuente que las mascotas empiecen a tener problemas en la dentadura. Uno de los más frecuentes es el sarro, una afección que se produce cuando la placa bacteriana comienza a acumularse en los dientes.

Las bacterias se alimentan de los minerales que le proporciona la comida que se queda en la dentadura, por eso es importante que nuestra mascota tenga los dientes siempre limpios. El sarro en la dentadura de los perros deja una boca con un aspecto sucio y descuidado, por no hablar del aliento, que acaba con olor muy desagradable.

Si tu perro tiene mal aliento, le duele la boca al comer o sangra, tendrás que acudir al veterinario. El sarro es una afección leve, pero peligrosa, ya que, si no se trata a tiempo, puede provocar la caída de los dientes. Esto se debe al desarrollo de la placa bacteriana, que actúa en la boca destruyendo el tejido que une los dientes y las encías. Cuidar la dieta La alimentación suele ser clave para evitar la aparición del sarro.

Normalmente, los perros más pequeños suelen ser los más afectados, así como aquellos acostumbrados a alimentarse con todo tipo de carne y comida casera que no le obliga a masticar. Los alimentos secos, como el pienso, ayudan a frenar la placa bacteriana porque son abrasivos y dejan los dientes sin residuos.

Utilizar un cepillo, que encontraremos en cualquier tienda de animales, dos o tres veces por semana, será suficiente para frenar el sarro. Hay que acostumbrar a los canes al cepillado. Por eso, cuando tienen pocos meses podemos habituarlos usando el dedo. Poco a poco iremos introduciendo el cepillo y la pasta dental (especial para perros) en su higiene bucal diaria. Los huesos limpiadores también suelen resultar eficaces. Además, está demostrado que proporcionarles juguetes que le sirvan para masticar es muy beneficioso para evitar que se acumule suciedad en su dentadura.

Incorporar a la dieta del perro alimentos que favorezcan la masticación suele ser otro buen método para evitar el sarro, por ejemplo, bizcochos y galletas para mascotas o huesos de cuero crudo (carnazas).

Cómo acabar con el sarro
En cualquier caso, se debe consultar al veterinario cuando la boca de tu perro desprenda mal olor de forma continuada, ya que suele ser síntoma de que algo va mal en su organismo.Una vez que el sarro ha aparecido en la dentadura de nuestra mascota, ni los cepillos ni los huesos pueden hacer nada para hacerlo desaparecer.

La única solución es acudir al veterinario, que le hará una exhaustiva limpieza bucal (odontoprofilaxis).Actualmente, existen avanzados métodos para evitar que tengamos que ir al veterinario de manera frecuente para quitarle el sarro a nuestro perro: el uso de la tecnología de ultrasonido permite prolongar el periodo entre una y otra limpieza.

No olvidemos que es muy importante mantener siempre controlada la higiene oral de nuestra mascota, porque ciertas lesiones en la boca suelen manifestar otras enfermedades más graves.

Samantha altamente recomienda las carnazas... entre mas grandotas mejor..., además que se desestresa y cansa sus ganas de acechar y destruir los zapatos....

Las carnazas a mejor precio las compramos en Sam´s Club o en la Comer, los de Sam´s tienen paquetes de 5 carnazas a $64 pesos y tienen de diferentes tamaños: chiquitas y grandotas como a Samu le gustan... ya que individualmente una carnaza grande cuesta $30 pesos, tomando en cuenta que Sam se come una por dia o mas, es una ayuda económica muy importante. Las de la Comer cuestan mas o menos 94 pesos pero el paquete incluye 7 carnazas tambíen de tamaño grande (no hay de otro tamaño).

La peluquería canina
Cuidar de un perro no sólo supone llevarlo al veterinario, proveerle de comida y agua, comprarle algunos juguetes y sacarle a la calle a hacer algo de ejercicio. También hay que vigilar su pelo para que crezca sano y se mantenga fuerte y suave.

Las peluquerías caninas siguen aumentando en número para hacer que nuestros perros luzcan cortes bonitos y su pelaje esté perfumado y luzca limpio y perfecto. Ya no se trata de un lujo innecesario, sino de establecimientos habituales que buscan la higiene y la belleza. Entre los profesionales que se dedican al mundo canino se cuentan los veterinarios, los responsables de protectoras y centros de acogida, los criadores, los fabricantes de alimento seco y húmedo... y también los peluqueros caninos.

Acceder a esta profesión implica la realización de cursos de aprendizaje y perfeccionamiento que son impartidos en varios centros nacionales. Las modas cambian, incluso para los cánidos, por eso hay que estar al día sobre las tendencias y renovar material. El material necesario para inaugurar un centro de peluquería y estética canino es costoso, por lo que a la inversión en el alquiler o la compra de un local se le añade la adquisición de varios instrumentos necesarios para llevar a cabo este trabajo. En la mayoría de estos locales de estética canina, el abanico de posibilidades abarca desde los baños higiénicos encaminados a la desparasitación hasta los cortes de pelo y de uñas, pasando por el cepillado, el lavado y el secado del pelo. Cuidando el detalle En una peluquería canina debe prevalecer la higiene, pero igualmente la seguridad para evitar aparatosos accidentes.

El perro, al colocarse en la mesa nunca debe estar solo, ya que puede ponerse nervioso y saltar desde el mostrador. Los anclajes que sujetan al can pueden provocar que éste se ahogue al lanzarse al suelo. Es importante que le prestemos atención siempre y que le tratemos con ternura y paciencia. Si nosotros le transmitimos buenas vibraciones, el perro se sentirá más confiado y perderá el miedo mientras realizamos nuestro trabajo.

En algunas peluquerías se utilizan sedantes para dormir a los perros y, sobre todo, para los gatos. Esta técnica no es recomendable porque puede ser nociva para la salud del animal. Otras recomendaciones para el peluquero son la entrega en su trabajo. Los consejos acerca de un estilo favorecedor para el perro deben ser sinceros.

Cepillado y baño
Los utensilios empleados en el cepillado de los perros varían según la raza. Las cardas están indicadas en ejemplares de pelo largo o de pelo rizado. Estas cardas pueden ser de púas suaves, semisuaves o duras. Las cardas duras son excelentes para los perros de pelo duro, mientras que las demás son aplicables a los pelajes rizados o largos. El cepillado debe comenzar por la parte de abajo e ir subiendo. Si se hace al contrario, nos arriesgamos a que queden partes maltratadas y a que se hagan nudos. Tras el desenredado del pelo, una pasada con el peine metálico, siguiendo la dirección del pelo, suele ser suficiente para dejarlo perfecto.

Existen en el mercado otro tipo de cepillos realizados en caucho y con pelo natural; éstos son los ideales para perros de pelo corto. Con estos canes, el cepillado debe hacerse en todas direcciones con objeto de eliminar el pelo muerto. De igual forma, podemos encontrar rastrillos especiales con púas metálicas indicados para perros con abundante pelaje. Con los cepillos convencionales no se llega a la piel y los rastrillos son la solución adecuada.Uno de los errores frecuentes es pensar que el pelo de nuestro perro puede ser lavado con el mismo champú que usamos nosotros.

El pelo de los perros está provisto de una grasa especial que les da protección frente a las temperaturas. En las tiendas existen casi tantas gamas de champú como razas. Además, hay fórmulas especiales que van desde los anticaspa hasta los antialérgicos, pasando por los champús en seco y por los que tienen en su composición diferentes cantidades de lanolina. Hay que dejarse aconsejar puesto que, por ejemplo, no todos los perros necesitan suavizante capilar

Secado y corte
Las peluquerías caninas han sustituido el secado con toalla por máquinas potentes que tardan menos tiempo en tener su efecto. En casa, tras el baño del perro, elegiremos también el secador pero sin abusar de la potencia del mismo. Las toallas utilizadas para secar a los perros son un foco de posibles infecciones y nos negaremos de forma absoluta si en la peluquería a la que acudimos intentan usar paños usados por otros perros. Llega el momento de darle a un perro un nuevo estilo y presumir de mascota.

En los centro de estética capilar para perros se intenta estar en la vanguardia de las tendencias y se suelen hacer recomendaciones acerca de qué estilo es el más favorecedor, sobre todo con mestizos. Podríamos resumir las técnicas en tres. La más fácil y rápida es aquella que trata el pelo con una máquina. Se trata de 'pelar' el cuerpo del can y repasar con la tijera las extremidades, la cola y la cabeza. Las otras dos técnicas, mucho más complicadas, son el trimming y el corte a tijera.

El trimming es un método de corte muy complicado que es mejor dejar en manos de un profesional. Con una cuchilla especial, el peluquero irá dando forma al pelaje. Este corte es el básico de razas como el Schnauzer, el West Highland o el Fox Terrier.

Links de salud perrunos


En este link podrán tambien encontrar mucha información... desde como cortar las uñas hasta una sana alimentación... petwebsite.com

Este link me pareció muy informativo, mas que nada por que desmiente mitos e información que muchos dueños tomamos como ciertos, este link es en especial informa respecto a la esterilización: mitos y realidades. Sam altamente lo recomienda....

peteducation.com

Este otro link informa que debemos y no debemos darle de comer a nuestros hijos perrunos, como por ejemplo, es correcto darle un chocolate de premio?...
Super informativo: dogsonly.org

otro link interesante es el siguiente:
perros.com

Este link informa en como darnos cuenta de las señales que nuestros perrunos dan en caso de estar enfermos... información muy confiable y altamente recomendable.

Wednesday, October 04, 2006

Recomendaciones de Hospitales y Veterinarios


Principalmente recomendamos a el Dr. Médico Veterinario de Samantha:
M.V.Z Jorge Fajardo Campos

Especialista en medicina y cirugía de pequeñas especies.

Egresado de la UNAM, se realizó internado y residencia en el hospital de pequeñas especies UNAM del 2002 al 2004.

Experiencia laboral en medicina de urgencias trabajando en Centro Veterinario México en guardias nocturnas del 2000 al 2004.

Medico encargado del área de medicina interna en Centro Veterinario México desde el 2004.
Área de especialización: Cardiología.

Su Dr. se encuentra en el Centro Veterinario México:
centroveterinariomexico.com.mx
CINCINNATI
Cincinnati No. 22
Col. CD. de los Deportes,
México, D.F.
tels. 5598-7802 y 5598-4203

** los precios por consulta son de $200-250 mas medicamentos u otros procedimientos... lo padre es que los precios son accesibles y además los Medicos te informan los precios aproximados... tambien cuenta con muchos otros Médicos muy especializados y lo que mas le gusta a Samantha es que son lindos y tienen muy buenas atenciones para con ella, ya que no es solo un "perro" sino es un paciente... que es lo mas importante.

Cabe mencionar que tambien recomendamos al Hospital Veterinario UNAM, los precios por consulta son de $180 pesos Servicios al Público Hospital Veterinario UNAM

El Departamento cuenta con el Hospital Veterinario UNAM el cual atiende las diferentes enfermedades que aquejan a los perros y los gatos con un servicio Médico-Quirúrgico Especializado de calidad y excelencia, por lo que ha tenido gran demanda desde sus inicios y ha sido por muchos aspectos el Hospital modelo a seguir dentro del país en Medicina y Cirugía para Pequeñas Especies.

Cuenta con diferentes Areas que son:
Medicina Interna Especialidades en Cardiología
Dermatología
Etología
Gastroenterología
Neumología
Neurología
Odontología
Oftalmología
Ortopedia
Traumatología
Urología Quirúrgica: Tejidos Blandos
Ortopedia Imagenología:
Radiología
Ultrasonografía
Fluoroscopía
Hospitalización
Fisioterapia y Rehabilitación Física

Horario de atención: de 10:00 a 17:00 horas y Urgencias hasta las 20:00 horas

Dense una vuelta por la página de internet para que chequen su listado de precios: fmvz.unam.mx

Friday, September 22, 2006

Tips para una Sana Alimentación

Samantha les aconseja lo siguiente:

Los alimentos completos y balanceados para perros garantizan también tres cualidades necesarias definidas como: digestibilidad, palatabilidad y sanidad.

La digestibilidad es la forma de medir el contenido nutricional del alimento: la cantidad de energía que el cuerpo del animal digiere, absorbe y es capaz de aprovechar, independientemente del análisis químico de sus componentes.

Sería, en definitiva, la diferencia entre el alimento ingerido y el eliminado. Cuanto más digestible sea un alimento mayor valor nutricional tendrá, puesto que sólo pueden ser utilizados los nutrientes absorbidos por el sistema digestivo, mientras el resto se elimina por las heces.

Aunque la digestibilidad es una propiedad del alimento y no del animal, cada especie tiene una forma distinta, según su aparato digestivo, de absorber los distintos nutrientes, con lo que el mismo alimento puede ser muy digestible para perros, por ejemplo, y no para gatos.La palatabilidad es la condición de sabroso que posee un alimento para el animal.

El estudio de la palatabilidad se lleva a cabo con la combinación entre el olor, la textura y el gusto, e influye directamente en el apetito y la conducta del animal ante la comida.

Por ultimo, la garantía de sanidad indica que el alimento está completamente libre de organismos patógenos y que ha sido elaborado y envasado siguiendo los procesos que garantizan dicha condición. Además puede incluir la acción de determinados aditivos no dañinos que actúan como conservantes y antioxidantes, prolongando la vida del producto.

Samantha recomienda los siguientes productos!!!

Croquetas marca CM
(Comercial Mexicana)
bolsa por 20kgs $149.00

Premios Pedigree de Hierbabuena
$22.00 aprox.
GUARANTEED ANALYSIS
Crude Protein (Min.) 9.0%
Crude Fat (Min.) 9.0%
Crude Fiber (Max.) 6.0%
Moisture (Max.) 12.0%
Premios Marrow Bone de Pedigree
$18.00 aprox.

Premios Pedigree de Trigo $12.00

También es importante mencionar que Samantha come frutas y verduras todos los días como:
manzanas
peras
uvas
frutas de la estación
brocoli
zanahoria y espinaca

Así como también le doy su ocasional lata de carne picada Pedigree.

Información importante:
Casi todos preferimos alimentar a nuestros perros con productos de elaboración industrial, especialmente piensos compuestos y carnes enlatadas. Y es que, además de econtrarlos en cualquier superficie comercial, son cómodos, limpios y muy nutritivos, siempre y cuando sean de buena calidad (consulten la tabla nutrimental de cada producto que compren). Pero, a pesar de ello, todavía son muchas las familias que optan por dar a sus mascotas comidas preparadas en casa basadas en alimentos naturales.

En el caso de decidirse por esta segunda alternativa, que es igualmente válida, es conveniente tener algunos conocimientos acerca de nutrición animal con el fin de poder seleccionar los alimentos más adecuados para incluir dentro de estas dietas. Y es que la salud de la mascota, al igual que la de las personas, depende en gran medida de su alimentación.

Por tanto, si queremos un perro bonito, sano y alegre, es necesario que los alimentos preparados en casa contengan los nutrientes y vitaminas imprescindibles para ofrecer un sustento sano y equilibrado.

A tener en cuenta:
Si bien es cierto que una dieta casera es recomendable si se hace bien, también puede suponer un problema si se suministra incorrectamente. De hecho, lo más común es dar al animal comidas diarias que no están adecuadamente comprobadas y desconociendo la cantidad de nutrientes y proteínas que contienen. Pero, una vez se sabe que la receta es la aceptable, los ingredientes deben ajustarse lo máximo posible a ella y deben ser utilizados siempre con diferentes preparaciones para no aburrir al animal y provocar una manifiesta falta de apetito.

Para facilitar la tarea del dueño y ahorrarle una gran cantidad de tiempo, existen recetas que ofrecen la posibilidad de preparar grandes cantidades de alimentos en una sola vez. De esta forma, se pueden congelar en fracciones para ser utilizadas periódicamente. Con las manos en la masa

Una buena dieta necesita un aporte correcto de proteínas (carne de vaca, pollo o caballo o pescado blanco) e hidratos de carbono (arroz, pasta, papas cocidas), minerales y vitaminas (en las verduras tipo zanahorias, espinacas, acelgas) y una cantidad moderada de grasas. Asimismo, se deben evitar los frutos secos, todo lo que provenga del cerdo (ya sea la carne o los embutidos, excepto el jamón de york), los dulces, helados y las comidas muy frías o aquellas que llevan exceso de grasa o condimentos.

La receta más típica es la que preparan muchas personas con algun tipo de guiso o hervido a base de arroz y carne. Para preparar una racion para un perro mediano se debe cocer una taza de arroz durante diez minutos. Aparte hay que cocinar, con un poco de aceite, 50 ó 60 gramos de carne de tercera semigrasa o hígado y, a continuación, añadirlo al arroz hervido. Se le puede añadir como complemento algo de harina de hueso y sal pero, eso sí, recordemos que debe ser en pequeñas cantidades.

Malas costumbres
También es muy importante saber que dar al perro los restos de las comidas de las personas no es nada aconsejable. Si no se tiene otra opción que darle el alimento sobrante en casa, al menos hay que evitar ofrecerle huesos de pequeño tamaño o aquellos que se astillan al romperse, como los huesos largos de las aves, que pueden clavarse en su garganta o producir perforacion de estomago o intestinal e, incluso, la muerte. Pero, como decimos, hay que evitar a toda costa alimentar de esta forma a nuestro perro. La razón es sencilla. A la larga puede tener problemas de obesidad, y esto implica muchos riesgos para su salud.

La comida que consumimos habitualmente los humanos suele contener una gran cantidad de grasa, por lo que puede producir en nuestro fiel amigo una pancreatitis. Además, los condimentos que usamos para elaborar nuestros platos pueden causarle severas gastroenteritis, úlceras, colitis... Por último, un perro obeso tiene muchas probabilidades de padecer trastornos cardiacos y renales.

En definitiva, existen en el mercado multitud de alimentos que están cuidadosamente preparados para cubrir las necesidades nutricionales del perro. Son cómodos de servir, equilibrados, nutritivos y de gran sabor.

Pero si usted se decide por la opción del alimento casero, no olvide nunca que debe ofrecer a su mejor amigo una dieta completa que cubra sus necesidades alimentarias. Sin duda, él sabrá agradecérselo.

Guía de cuidados para el cachorro



Los primeros días que pase el cachorro contigo le marcarán para siempre. Por lo tanto, asegúrate de que le das todo tu afecto y atención. Al principio, el animal estará un poco inquieto, por lo que es mejor llevarlo a casa cuando no haya demasiada gente. Déjale explorar su entorno pero no le dejes solo durante mucho tiempo.

En su primera semana, puede presentar un sentimiento de nostalgia debido a la separación de su madre y gimoteará constantemente. Si éste es el caso, mímale un poco y consuélalo, pero no le permitas entrar en tu cama: es una mala costumbre que, posteriormente será difícil de quitar.

Construyendo un hogar
El cachorro necesitará una cesta o una cama para perros en un lugar caliente y sin corrientes. Una opción es poner una caja de cartón en un rincón para preparar una cama cerrada. Añade algún material para la base que sea cálido y lavable, como una manta o toallas viejas, así el perro tendrá un lugar acogedor.

Respeta la privacidad y el espacio del can. No te acerques a él y lo cojas sin más, déjale que venga por sí mismo. No dejes que los niños le molesten o se burlen de él y, sobre todo, nunca le envíes a su cesta cuando se haya portado mal, porque de esta forma asociará ese lugar con un mal comportamiento y un posterior castigo.

Elementos esenciales para tu cachorro
Un cuenco de agua y otro de comida.Un alimento nutritivo y específico para su etapa vital.
Una cesta o cama.
Cepillo y peine.
Tarjeta de identificación (o microchip).
Collar y correa.
Champú, cepillo y pasta de dientes para perros.
Juguetes seguros y de calidad para masticar que faciliten la dentición.

Recoger a tu cachorro
Intenta resistirte a la tentación de coger al cachorro constantemente porque su pequeño cuerpo es muy delicado.

Cuando lo hagas, sigue estos pasos:
Coloca una mano sobre su parte posterior y otra bajo el pecho.
Levántalo con ambas manos.
Mantenlo junto a tu cuerpo para que se sienta seguro.
Entrenamiento en casa

Comienza el adiestramiento de tu cachorro en casa desde el principio.
Establece una rutina regular de alimentación y sácalo de paseo con frecuencia para que haga sus necesidades, especialmente cuando se despierte. Si le ves caminar en círculos o gimiendo cerca de la puerta, son signos seguros de que necesita salir al exterior rápidamente.

Cuando haya hecho sus necesidades, asegúrate de alabarle. Desde luego, pueden producirse accidentes, pero cuando suceda no le levantes la voz; tampoco es conveniente que le pegues o le frotes el hocico en sus excrementos.

Es demasiado joven para relacionar las reprimendas y los excrementos y, simplemente, sentirá miedo y confusión. Cuando termine, sácalo fuera rápidamente y felicítale.

Cepillado y baño
El cepillado regular es esencial para los perros jóvenes, ya que no sólo elimina el pelo muerto, la suciedad y los parásitos, sino que también estimula el aporte de sangre hacia la piel, con un pelaje de aspecto más sano y brillante.

Haz que el cepillado se convierta en una experiencia agradable y aprenderá rápidamente a quedarse quieto o sentarse sin hacer ruido, algo que también ayudará cuando visites al veterinario. Usa un equipo especial para el cepillado del perro, no tu viejo cepillo sin púas. En tu tienda de animales te podrán aconsejar sobre el que mejor le convenga a tu perro, según su raza.

En cuanto al baño, hazlo sólo cuando lo necesite.
Demasiados lavados pueden eliminar los aceites esenciales de la piel, haciéndola más mate y menos impermeable al agua.
Para bañarlo, usa la bañera o la pila, algo de agua templada y un champú de calidad.
Frota su cuero cabelludo a medida que viertes el agua sobre él.
Echa suavemente el champú y acláralo.

A continuación, lávale la cabeza, procurando que no le entre agua en los ojos y oídos.
Acláralo bien y frótalo con brío con una toalla.
Cuando haga buen tiempo, puedes dejarle fuera para que se seque por sí solo; de lo contrario, seca el pelaje en un sitio cálido.

Asegúrate siempre de que tu can está completamente seco o, de lo contrario, se enfriará.

Dentición y masticación
Para ayudar a que salgan todos los dientes y deje de morder los muebles, tu cachorro necesitará algún objeto indestructible como puede ser un hueso de goma o una pelota para masticar. Asegúrate de que estos productos tienen el tamaño adecuado para que no los pueda tragar.Evita los huesos de verdad, ya que pueden astillarse y asfixiarle.

Juega con tu perro y su carnaza o "mordedor": dáselo en cuanto comience a morder un objeto 'prohibido' diciéndole firmemente 'No'. Acuérdate de felicitarle cuando mastique su propio juguete.

Para controlar el sarro y la placa dental, es aconsejable nutrirlo con un alimento seco, ya que le ayudará a aflojar los dientes de leche y acelerar así el proceso de dentición. Si la boca de tu cachorro es muy sensible, ablanda la comida sumergiéndola primero en agua.

Es importante que este alimento seco sea completo y equilibrado, que no necesite suplementos extra y que no lleve ningún potenciador del sabor.No hay que olvidar que el alimento seco puede parecer, a primera vista, más caro. Cuando calcules la porción por día, verás que, en realidad, es muy económico.

Si tu can muestra una falta de apetito persistente durante la dentición, consulta con el veterinario antes de cambiar de alimento.

Atención sanitaria
La correcta atención sanitaria debería comenzar inmediatamente y continuarla durante toda la vida del animal. Al igual que la dieta y el ejercicio, el cuidado del cachorro implicará controles y visitas periódicas al especialista.

Los cachorros son susceptibles a cualquier enfermedad contagiosa, por lo que es aconsejable realizar una visita temprana a tu veterinario. Las primeras vacunas se administrarán ya a las 6-8 semanas de vida. Para una protección completa, deberás volver al veterinario para que éste le administre varias inyecciones.

Acostumbra al perro a ser tratado y hazle tú mismo los controles periódicos.

Comprueba sus ojos, orejas, boca, patas, uñas, piel y pelaje. No dudes en consultar a tu veterinario si observas algo fuera de lo normal.

Dieta y ejercicio
La dieta y el ejercicio son vitales para el bienestar de tu cachorro. Al ser muy juguetones y enérgicos, debes asegurarte de que realizan el ejercicio adecuado. La cantidad exacta de ejercicio variará, naturalmente, según la raza y es el veterinario o el criador quién debe aconsejarte sobre el tema. T

ambién es el responsable de dar al perro la nutrición que necesite desde el principio. Como estos temas son tan importantes, se comentan más adelante en otra sección de este manual.

Cómo detectar enfermedades
A menudo, puedes pensar que tu cachorro no se siente bien y una rápida visita al veterinario te ayudará a confirmar que algo no marcha correctamente.

Deberás buscar los signos siguientes de una posible enfermedad:
Pérdida de apetito y rechazo del agua.
Pérdida o aumento de peso súbitos; merma de peso gradual prolongada.
Lentitud o rechazo a jugar o hacer ejercicio.
Micciones demasiado frecuentes o escasa.
Heces con sangre o blandas, sin forma; diarrea.
Vómitos persistentes.
Salivación excesiva o respiración irregular.
Pelo sin brillo.

Entrenamiento básico
A nadie le gusta un perro desobediente e incontrolado, por lo que cuanto antes comiences su entrenamiento, mejor.

Muchos entrenadores profesionales recomiendan una clase temprana de obediencia para facilitar el proceso. Una de las primeras cosas que deberás enseñar a tu cachorro es a reconocer su nombre. Utilízalo con tanta frecuencia como puedas para llamar su atención: cuando le felicites y cuando le das de comer. Pronto aprenderá a responder a su nombre cuando le llames. La repetición es importante cuando se entrenan cachorros. Y recuerda que debes tener paciencia.

Aquí tienes algunos trucos para el adiestramiento:
Sigue una pauta de dos sesiones de entrenamiento cada día, de 5 minutos de duración.Para evitar la confusión, usa el mismo tono y palabras para ciertas órdenes. Ponte serio, para que tu cachorro aprenda que debe tomarse el entrenamiento en serio.Si pierdes la paciencia, tu cachorro lo percibirá y el entrenamiento será más difícil. Intenta estar calmado.

Nunca golpees a tu cachorro, ni le levantes la voz. Usa los mismos elogios cuando proceda y un firme 'No' cuando debas corregirle.Termina las sesiones de entrenamiento con un comentario alegre.Acostumbra a tu cachorro a llevar un collar blando desde el principio.

Después de un tiempo, añade una correa corta y ligera y déjate llevar por él sin tirar de ella durante algunos días. El objetivo es acostumbrarle a caminar contigo sin que tire. Si corre, o se retrasa, un suave tirón es todo lo que deberás hacer.

Quédate cerca de él para que no sienta deseos de soltarse.

Viajes con tu cachorro
La vida puede ser muy complicada si no acostumbras a tu perro a viajar en coche. Primero, acostúmbrale a realizar pequeños trayectos de 5-10 minutos en días alternos, y poco a poco aumenta la duración de los viajes hasta que se sienta cómodo. Haz un trayecto de unas dos horas. Sea cual sea la duración del mismo, encontrarás útiles los siguientes consejos.Lleva a otro pasajero para cuidar del perro en los primeros viajes.

No le des de comer en las 2-3 horas antes del viaje.Sácalo a pasear antes de salir.Lleva contigo su caja favorita, la manta y los juguetes, para que se sienta como en casa. Mantén el coche bien ventilado, pero no dejes que se asome por la ventana.

Detén el vehículo cada una o dos horas para que haga ejercicio, beba y se alivie.Premia a tu cachorro al final del trayecto por su paciencia.

Alimentar a tu cachorro
Tu cachorro quemará una cantidad asombrosa de energía durante los primeros meses de vida, por lo que es importante asegurarse de que recibe la alimentación más equilibrada. Piensa que tu perro crecerá tanto en su primer año como un niño en sus primeros 14 años.

Cada raza tiene una velocidad de crecimiento, por lo que la nutrición que elijas debe ajustarse a la especie y el tamaño del mismo.

Elegir la mejor alimentación es la clave que le permitirá llevar una vida larga y saludable, por lo que sería una buena idea comentar la dieta con tu veterinario, el criador o en tu tienda de animales.

Reportajes recomendados:
La selección del cachorro
Los primeros días de la vida del perro
La alimentación del cachorro

Fuente de información: Eukanuba España

Guía de cuidados para el perro adulto

Que tu perro no sea ya un cachorro y que ahora haya llegado a su tamaño adulto final, no significa que requiera menos cuidados y atenciones.

A diferencia de los niños, los perros nunca dejan el nido, por lo que, aunque podrá cuidar de sí mismo en muchos aspectos, necesitará todavía que sigas siendo su responsable. De hecho, muchas de las disciplinas que comenzaste a enseñarle durante el primer año, deberán continuar durante la edad adulta.

Entrenamiento
Un can adulto que se comporta mal puede ser incluso más antisocial que un cachorro que tiene un comportamiento incorrecto, por lo que es importante continuar su entrenamiento a medida que se hace mayor. Como alternativa a su propia instrucción, muchos dueños encuentran útil llevar a sus perros a clases profesionales de obediencia. Y recuerda, sea cual sea el entrenamiento que le das, dale siempre muchos ánimos.

Cepillado y baño
La limpieza y cepillado es una rutina que deberás continuar durante toda la vida del perro. Si le has entrenado bien cuando era un cachorro, deberá disfrutar cuando le cepillen y quedarse de pie o sentado sin alborotar.

La suciedad, el pelo y los parásitos deben eliminarse periódicamente, o le producirán irritaciones. Al mismo tiempo, se estimula el aporte de sangre, lo cual ayuda a mantener su pelaje sano y brillante.

Baña a tu perro sólo cuando lo necesite. Demasiados lavados pueden arrancar de su piel los aceites esenciales, haciéndola más mate y menos resistente al agua. Utiliza un champú de calidad para perros, nunca un champú para uso humano. Evita que entre agua o champú en sus ojos u orejas, porque le producirá mucho dolor. Además, recuerda que debes lavar primero el cuerpo y después la cabeza, ya que cuando la cabeza esté mojada empezará a sacudirse para intentar secarse. Acláralo bien y frótalo con brío utilizando una toalla. En un clima cálido, puedes sacarlo al exterior y secarlo de forma natural. De lo contrario, seca su pelaje en un ambiente cálido.

Viajes
Si has seguido bien el proceso educativo cuando tu perro era un cachorro, viajar en coche no deberá suponer un problema para él. Cuando viajes, mantén siempre el coche bien ventilado y no le dejes asomarse por la ventana. Si realizas algún desplazamiento largo, asegúrate de detenerte periódicamente.

Nunca dejes solo a tu perro en el coche cuando haga calor, incluso con las ventanas abiertas. Los perros sienten el calor mucho más que las personas, y podría llegar a asfixiarse, literalmente.Si piensas llevar al perro a otro país, ten en cuenta que cada nación tiene distintas normativas sobre vacunaciones y otros procedimientos. Por lo tanto, consulta con tu veterinario con tiempo suficiente antes del viaje.

Controles periódicos de salud
Que tu perro esté lleno de vida no significa que debas dar su salud por sentada. Deberás habituarle a las exploraciones semanales que realizarás tú mismo, comprobando sus ojos, orejas, boca, patas, uñas, piel y pelaje.

Si observas algo fuera de lo normal, consulta a tu veterinario.

Intuitivamente, puedes saber cuándo las cosas no van bien, pero hay algunos signos que podrás observar:
Pérdida de apetito y rechazo del agua.
Merma o aumento de peso súbitos; pérdida de peso gradual, prolongada.
Lentitud o rechazo a jugar o hacer ejercicio.
Micciones demasiado frecuentes o escasas.
Heces con sangre o blandas, sin forma; diarrea.
Vómitos persistentes.
Salivación excesiva o respiración irregular.
Piel sin brillo.

La visita al veterinario
Si sospechas que algo no va bien con tu perro, no esperes a que se convierta en un problema para actuar. A menudo, la prevención es mejor que la curación.

Muchos dueños encuentran tranquilizador llevar a su perro al veterinario al menos una vez al año para un examen exhaustivo, lo cual ayudará a detectar problemas en sus etapas iniciales y permitirá comenzar un rápido tratamiento cuando proceda. En cualquier caso, el can necesitará varias vacunas y el veterinario te aconsejará cuando debes hacerlo.

La importancia del ejercicio
Deberás descubrir cuál es el nivel de ejercicio que tu perro requiere, y seguirlo. Si el animal no llega al nivel de ejercicio que necesita, estará inquieto e irritable. Otro desencadenante se producirá en el peso, ya que puede engordar, provocando otros problemas de salud.

El sentido común te dirá que un can de exposición o un perro pastor, por ejemplo, tendrán un estilo de vida más riguroso que un animal de compañía familiar. Por lo tanto, si tienes alguna duda sobre cuál es el mejor ejercicio habitual para el perro, consulta con el veterinario o criador.

Cada raza tiene distintas necesidades nutricionales
Los perros adultos son de muchas razas y tamaños, y sus necesidades nutricionales son tan importantes como en los cachorros en crecimiento y en los perros mayores. Algunos adultos queman más energía que otros, por lo que necesitan una reposición extra de energía, mientras que otros son más propensos a coger peso, ayudándose de una dieta baja en calorías. Para mantener el peso constante, las razas grandes se pueden beneficiar de aquellos ingredientes que ayuden a mantener la salud de sus articulaciones, así como los niveles de grasa reducidos.

La norma es que, para permitir que tu perro crezca y se desarrolle correctamente, y lleve una vida larga y saludable, deberás asegurarte de que recibe la nutrición más apropiada para él.

Reportajes recomendados:
Cuidados básicos y enfermedades del perro
Bases de la Salud CaninaProgramas Preventivos

Fuente de información: Eukanuba España

Guía de cuidados para el perro senior


Amas a tu perro y deseas asegurarte de que se mantendrá sano y activo el mayor tiempo posible. Para que esto suceda, debes conseguirle los mejores cuidados y atenciones al entrar en la etapa senior de su vida.

Para muchos dueños, este período no resulta inmediatamente evidente. De hecho, los perros envejecen antes de lo que la mayoría de sus dueños se imagina.Además, cada raza envejece a distintas edades.

Como puedes ver en la tabla siguiente, las más grandes se consideran senior ya a los 6 años de edad, mientras que las pequeñas no lo son hasta un par de años después.

Perros pequeños (hasta 10 kg.) 8 años
Perros medianos (11 - 25 kg.) 7 años
Perros grandes (26 - 40 kg.) 6 años
Perros gigantes (> 40 kg.)7 años

La edad de tu perro en años humanos
El tiempo de vida de un perro es más concentrado que en el hombre. Por ejemplo, un año en la vida de un can equivale a 7 u 8 años humanos, dependiendo de su tamaño y peso. Si observas la tabla siguiente, verás que un perro grande de 9 años ya ha pasado la franja de los 70 años en el hombre.

Tendencia a la longevidad
La buena noticia es que, en los últimos 30 años, la esperanza de vida de los perros ha aumentado en un 25%.

Los senior suponen en la actualidad hasta un 35% de la población canina, comparado con apenas un 24% en 1960. Los importantes avances producidos en los cuidados preventivos permiten ejercer una mayor confianza en la calidad de vida de tu can.

Dolencias propias de la edad y cómo detectarlas.
A medida que tu perro envejece, deberás buscar los posibles signos de enfermedad. Acostúmbrate a comprobar su estado al menos una vez a la semana, examinando sus ojos, orejas, nariz, boca, dientes, patas, piel y manto.

Observa también cualquier cambio inusual en su comportamiento, como las alteraciones del apetito, del estado de alerta, del nivel de actividad y de la audición. Otros signos de deterioro que tendrás que vigilar son los cambios en el tono muscular o en el estado del cuerpo y del pelaje.

Tú eres el único que conoce realmente a tu perro, por lo que cualquier cambio físico en él deberá resultarte rápidamente evidente.

Signos de una posible enfermedad
Si tu perro senior presenta uno o más de los signos siguientes, consulta con tu veterinario lo antes posible.

· Dificultad para subir escaleras.
· Problemas para saltar.
· Dificultad para levantarse.
· Aumento de rigidez o cojera.
· Pérdida del comportamiento en casa.
· Aumento de la sed.· Aumento de la micción.
· Cambios en el nivel de actividad.
· Jadeos excesivos.
· Movimientos cíclicos o repetitivos.
· Confusión o desorientación.
· Ladridos excesivos.
· Menor interacción con la familia.
· Menor capacidad de respuesta.
· Temblores o convulsiones.
· Modificaciones en la piel o el pelo.
· Cambios en los patrones de sueño.
· Saludo o comportamiento menos entusiasta.
· Cambios en el apetito.
· Cambios de peso.

Después de ti, el veterinario es el mejor amigo de tu perro
Nadie sabe mejor que tu veterinario cómo cuidar del perro en sus años de madurez. Aunque es importante que le vigiles, el especialista podrá diagnosticar sus dolencias y, si es necesario, prescribir el tratamiento óptimo.

Como norma general, lleva a tu mascota canina al veterinario cada 6 meses para los siguientes controles de salud: dental, neurológico, nariz, garganta y oído, ojos, músculo-esquelético y recto.

Al mismo tiempo, es una buena idea realizar varias exploraciones como un análisis completo de sangre, un perfil bioquímico y un análisis completo de orina y de heces. Todos ellos pueden parecer intimidatorios y sofisticados pero, de hecho, son procedimientos sencillos y rutinarios que ayudarán a mejorar la calidad de vida de tu perro mayor.

La importancia de la nutrición
A medida que el can se acerca a sus años senior, deberás valorar el cambiar a una dieta que le proporcione un equilibrio nutricional más adaptado a los cambios corporales que pueda estar experimentando.

El tejido corpóreo necesita mantenerse en forma a base de proteínas de alta calidad, mientras que su menor nivel de actividad significa que hay que suministrarle menos calorías. Además, como el aparato digestivo comienza a ser más delicado, se beneficiará de los nutrientes especiales que apoyen su salud intestinal, y ciertas formas de alimento serán más cómodas para sus dientes o encías.

Reportajes recomendados:
Los cuidados en la vejez del perro
Programas Preventivos
Cementerios y crematorios para mascotas

Fuente de información: Eukanuba España

Cuidados en primavera para tu perro


La mayoría de los trastornos que describiremos a lo largo de este artículo pueden suceder durante todo el año, sin embargo, son más frecuentes con la llegada de la primavera. Los aspectos más relevantes que trataremos serán las enfermedades transmitidas por parásitos, por mosquitos y algunos cuidados especiales en esta época.

Cuando el clima empieza a calentarse, las garrapatas comienzan a eclosionar de sus huevos y buscan un huésped del que alimentarse. Se encuentran sobre todo en zonas verdes, césped, arbustos, etc. Este parásito no supone un gran trastorno para los perros, sólo le quita una pequeña cantidad de sangre: el problema surge cuando es portador de otros microorganismos en su interior.

Lo mejor y más fácil es prevenir que el perro tenga garrapatas, y así no desarrolle ninguna de estas enfermedades. Para adelantarse a este tipo de infecciones y evitar que los parásitos lleguen al can existen productos como collares específicos, pastillas o pipetas que se colocan en el cuello de las mascotas.

El ataque de las garrapatasLos microorganismos que porta el parásito causan complicaciones normalmente graves, pues viven en la sangre de los perros destruyendo las células y provocando estados de anemia severa, inmunosupresión, problemas de coagulación y afección de órganos fundamentales como hígado y riñón.

Hay descritas patologías como la parálisis que provoca a veces la saliva de algunas especies de garrapatas y, en infestaciones masivas, anemias muy severas que pueden acabar con la vida del animal.

Se trata de organismos microscópicos que producen enfermedades como la erhlichiosis, la babesiosis y la borreliosis o enfermedad de Lyme, dependiendo de la zona donde nos encontremos.

Erhlichia: existen varias especies, pero todas producen síntomas generales como apatía, anorexia, cansancio, hemorragias, etc. Se detecta con un sencillo análisis de sangre y, una vez diagnosticada, se cura en la mayoría de los casos, si no se ha cronificado.

Babesia: provoca una enfermedad aguda con depresión y anorexia, que muchas veces lleva a la muerte antes de llegar al diagnóstico.Borreliosis: produce síntomas articulares y renales. Es menos frecuente en nuestro país, aunque cada vez hay más casos.

Las pulgas y la dermatitis alérgicaLas pulgas no sólo trasmiten a los animales otros parásitos como las tenias por inoculación al picar, sino que también, cuando el perro o el gato se las comen, producen otro problema específico de la primavera: la dermatitis alérgica a la picadura de pulgas (DAPP). Se trata de una afección cutánea muy frecuente en caninos que viven en zonas templadas. Es una reacción de hipersensibilidad mixta contra los componentes antigénicos de la saliva de la pulga. La enfermedad suele comenzar durante el verano pero, poco a poco, se va convirtiendo en un proceso no estacional.

En los perros suele producirse de forma general una dermatitis pruriginosa con formación de costras y escamas sobre la espalda y miembros posteriores. Sobre la zona abdominal suelen existir pápulas (pequeñas lesiones abultadas y sólidas en la piel). El rascado causado por el picor puede ocasionar alopecia. En cuadros graves pueden verse afectadas también las axilas, ingles, cuello y orejas. Es frecuente que aparezca seborrea secundaria.

Su prevención es la mejor manera de evitar problemas. Es sencillo con productos que no sólo controlan a los individuos adultos, sino también los huevos y larvas que constituyen hasta un 95% del total y, por tanto, hay que atacarlos para que su ciclo finalice y no haya reinfestaciones en la mascota.

La temida Leishmaniosis
Hay varias enfermedades transmitidas por la picadura de mosquito, entre las cuales hablaremos especialmente de dos: la leishmaniosis y la dirofilariosis.

La primera de ellas está causada por la leishmania, un parásito microscópico muy abundante en determinadas zonas de nuestro país, coincidentes con ríos y marismas, así como otras extensiones de agua como pantanos, zonas con piscinas, etc., es decir, donde vive el mosquito -flebotomo- que la transmite. Produce en los perros una serie de síntomas generales como apatía, anorexia, adelgazamiento, problemas en la piel y en las articulaciones, hemorragias, etc. Su control es muy importante, ya que el desarrollo de la enfermedad depende en gran medida del estado inmunológico del animal, así como de las personas, puesto que puede llegar a afectar a seres humanos con inmunosupresión, enfermos de SIDA, bebés, ancianos, etc.

Además, su prevención es difícil: se basa únicamente en medidas contra el mosquito flebotomo, tales como insecticidas (hay collares y pipetas para perros que los incorporan), mosquiteras y otros elementos. Una vez que el animal desarrolla la enfermedad, ésta puede llegar a controlarse, pero no a curarse completamente, aunque queda en estado latente si es tratada con éxito y se hacen controles semestrales.

En zonas endémicas lo ideal es hacer dos pruebas serológicas al año para asegurarnos de que el perro no tiene la enfermedad o si la tiene, todavía estamos a tiempo de tratarla.Filariosis: fácil prevención.

El caso de la filaria es diferente, ya que se trata de un nematodo, es decir, una lombriz que vive en el lado derecho del corazón cuando llega a adulta, produciendo síntomas de insuficiencia cardiaca como cansancio, desmayos, tos, etc. La larva de este parásito, llamada microfilaria, es transmitida también por la picadura de otro mosquito.

Sin embargo, la enfermedad que produce podemos prevenirla fácilmente, ya que sabemos que aproximadamente durante un mes estas larvas están en el tejido subcutáneo del perro antes de migrar hacia el corazón. Si las matamos en ese momento, no llegan a hacerse adultas. Lo ideal para prevenirla es usar pastillas o pipetas de forma mensual si vivimos en una zona endémica.

Si vas a viajar con tu perro hacia una zona con gran presencia de mosquitos, tendrás que empezar a administrar un tratamiento preventivo 20 días después de llegar a tu destino, y cada 30 días mientras permanezcas allí desde la primera toma, teniendo en cuenta que la última toma la tendrás que realizar cuando ya estés en tu lugar de origen. Por ejemplo, si llegas el 1 de agosto y te vas el 30 de septiembre, deberás aplicar la 1ª dosis el 20 de agosto, la 2ª el 20 de septiembre y la 3ª el 20 de octubre, esta última en tu ciudad de partida.

Otros cuidados especiales en primavera
Todos los perros que tiene problemas cardiorrespiratorios deben cuidarse especialmente con las primeras subidas de temperaturas, ya que éstas hacen que los animales pierdan calor, lo cual genera un aumento de la tasa respiratoria y cardiaca, y provoca insuficiencias cardiacas que pueden llevar al encharcamiento pulmonar y muerte por asfixia.

En primavera, pueden asociarse varios alérgenos para desarrollar procesos alérgicos graves, incluso urticarias y edemas angioneuróticos en perros alérgicos, que en otros momentos no se presentarían. Es muy posible que en esta época los canes con oídos especialmente sensibles sufran más procesos de otitis que en otra.

Aquellos que sufren sensibilidad gastrointestinal pueden comenzar con diarreas a veces difíciles de controlar debido a cambios en el agua o comida. Por lo tanto, al llegar el calor, te recomendamos extremar las precauciones si sales con tu mascota a cualquier destino para evitar desagradables accidentes que pongan en peligro su vida.

Fuente: Vetpunta